France Raisa, la mejor amiga de Selena  Gómez, que fue la  donante del  riñón , ha comentado  que la cirugía de tres horas para transplantar el órgano  casi mató a la cantante.