image

Según un estudio de investigadores de la Anglia Ruskin University y la Universidad de Hull, publicado en el Journal of Advanced Nursing, las canciones con letras negativas sobre hacerse viejo pueden afectar la confianza de la gente en su vida futura, incluso generar problemas de salud.

“La identidad de la vejez se asocia con el deterioro físico y la embarazosa falta de atractivo, y se asocia a no ser digno de ser amado”.

¿Y que canción ponen como principal ejemplo? “When I´m Sixty-Four” de los Beatles.

Una simpática canción camp de Paul McCartney, según ellos plagada de referencias negativas. Referencias a “perder pelo”, “consumirse”, incluso “no ser amado”. Una interpretación posiblemente en exceso negativa de la canción de Paul.

"Cuando envejezca y pierda mi pelo, dentro de muchos años.
¿Aun me mandarás una tarjeta de San Valentín,
una felicitación de cumpleaños o una botella de vino?                     

Si he salido hasta las tres menos cuarto ¿me cerrarás la puerta?
¿Me necesitarás, me alimentarás, cuando tenga 64 años?".

Un problema que puede tener este estudio es que sólo analizan las letras de las canciones, pero no la música, su tempo, ritmo, swing, color, la forma en que están cantadas, que en ocasiones puede contrarrestar o suavizar en gran parte ciertas frases.

De 76 canciones (de 1930 hasta hoy día) relacionadas con la vejez, 55 de ellas (el 72%) fueron consideradas negativas, canciones sobre la fragilidad, la soledad y la muerte. Y dicen que la mayor proporción de canciones negativas es de los años 80, donde 4/5 de las canciones tratan la vejez de manera indeseable.

Otras como es el caso de “Feeling Mortal” de Kris Kristofferson, en la que según el estudio se identifica a las personas mayores como “autocompasivas y faltas de autoestima”, y “Because Of” de Leonard Cohen, que asocia a vejez con “situaciones románticas tranquilas”.

Pero no todo va a ser negativo, y citan “Forever Young” de  y “Goin ‘Back” de Dusty Springfield como retratos positivos de las personas mayores y el envejecimiento. Sin embargo, dicen que muchas canciones representan a los ancianos de una manera desfavorable.

Es raro es que no citen un disco como “Bookends” de Simon & Garfunkel, un álbum conceptual sobre “la juventud, la alienación, la vida, el amor, la desilusión, las relaciones, la vejez y la mortalidad”, con canciones como “Old Friends”, como un “When I´m Sixty- Four” sólo que mucho más triste, con frases como: “Qué terriblemente extraño a los setenta”. O “Bookends”: “Preservar tus recuerdos / Eso es todo lo que te queda”.

Aparte quedaría el “Espero morir antes de llegar a viejo” de The Who en “My Generation”, una canción sobre la juventud en la que la vejez es negada. Aunque, por fortuna, Pete Townshend tiene 70 años ahora mismo, continúa tocando, se encuentra perfectamente, y achaca la célebre frase a la impulsividad juvenil.