Impresionante Sean Penn como Chachane, convertido en una estrella de rock, al estilo de Robert Smith de los Cure, con una relación con niño y una canción de Arcade Fire. Paolo Sorrentino es el director.