va de tiendas con todos los hijos, incluida la niña rubia, que es de Briatore. Seal ejerce de papa de soltero, tras su divorcio con Heidi Klum