Cuando me he enterado que el nuevo single y el gran tema estrella del cuarto álbum de es una canción programada y producida por Calvin Harris me he dicho a mí mismo que el grupo neoyorkino ha derivado hacia la ruina musical, obsesionado como siempre Jake Shears en los clubs gays de todo el mundo, como una vez me recalcó con mucho enfasis.

El nuevo álbum, que se llama “Magic Hour”, se va hacia la música discos descaradamente cuando Scissor Sisters siempre tenían ese afán de desarrollar canciones de Pink Floyd, pero hacia una morfología moderna, pero no equivocadamente disco.

Encima, Jake Shears ha dicho del tema estrella ‘Only the Horses' que parece más que pensado para Calvin Harris, sólo por el simple hecho de que le gusta lo que hizo el dj Harris con Rihanna y el tema ‘We found love'.

Rechazados en Estados Unidos por ser dinamitados como gays, sólo les queda Europa y con problemas. Estarán en mayo promocionando el cuarto álbum.

Abaho, el gran y floydiano ‘Invisible light'. La huella que han perdido.