3573FB0000000578-0-image-a-48_1466364283367

Sam Smith, gran asiduo a las discotecas gays de Los Angeles, asegura estar aterrado y con miedo, tras el enorme atentado de Orlando. Prefiere quedarse en casa con sus amigos.