El 30 de julio del año 2003, hace quince años, moría el gran  INVENTOR DEL ROCK. El hombre que creó a , JOHNNY CASH,JERRY LEE LEWIS, entre otros.

El enorme  , falleció en el hospital St. Francis de Memphis,la ciudad de su vida, la ciudad de Sun Records,  a causa de problemas respiratorios provocados por un enfisema pulmonar.

Phillips tenía  80 años de edad. Elevó a la eternidad  las carreras de artistas como Elvis Presley, Carl Perkins o Jerry Lee Lewis, entre otros.

En 1986, al ser introducido en el Salón de la Fama del rock, fue reconocido como «el hombre que inventó el rock and roll».Nacido en 1923 en el estado sureño de Alabama, a los 22 años se trasladó a Memphis para trabajar como locutor de radio.

En 1949 abrió su estudio de grabación, Memphis Recording Service, con el que daría inicio a una prolífica carrera como productor y representante. Por el estudio pasaron estrellas del blues local como B.B. King o Howlin' Wolf.

En marzo de 1951, produjo para el famoso sello de Chicago ,  Chess el disco Rocket 88 de Jackie Brenston. En junio, la canción llegaba al número uno de las listas.

De la mano de Phillips, un nuevo y revolucionario estilo entraba en la historia de la música: el rock and roll. En 1952 se decide por la autogestión y crea Sun Records. Su propio sello, con el que daría salida a una nueva generación de artistas. Bajo el maravilloso lema :

“Grabamos cualquier cosa, en cualquier lugar, en cualquier momento”.

SUN RECORDS  editó 226 discos en sus 17 años de existencia. Por ella pasaron músicos de la talla de Johnny Cash, Jerry Lee Lewis o Roy Orbison.Phillips fue el  introducir en el mundo del rock a su mayor icono: Elvis Presley.

En 1953, el joven Elvis visitó los estudios para grabar un disco como regalo de cumpleaños para su madre. Al año siguiente, Elvis Presley y Sam Phillips grabaron “That's all right mama”, el inicio de la leyenda.

El flechazo entre el cantante y el productor se prolongaría hasta 1956, año en el que la RCA fichó al joven talento tras pagar 35.000 dólares a Sun Records. El resto ya es historia.

En 1969, Phillips vendió desgraciadamente la Sun   y abandonó el mundo de la música para dirigir una cadena hotelera.

Nos queda su magnífico epitafio:

“Estábamos locos. Una locura cercana a la genialidad, la única manera de ser libres y dar salida a un estilo como el rock».