Portada de su nuevo album

Si uno quiere ser malicios , el título del nuevo álbum de Sade, “Soldier of love” recuerda a aquel “Soldados del amor” de Marta Sanchez, cuando estaba en el entorno de Nile Rodgers y todavía quería ser Madonna.

Para ser justos, es una magnifica noticia que Sony haya aceptado y dado como buenas las grabaciones que Sade y su mano derecha musical, su inseparable Stuart Mathewmann, alias Cottonbelly, realizaron en Londres y que terminaron, con mezclas incluidas, en el mes de octubre.

Poco o casi nada se sabe del álbum. Un ejecutuivo de Sony asegura que el sonido apenas difiere del clásico de Sade, con lo que los ingleses llaman “smooth”. Parece ser que el compañero de sello, Maxwell ha participado en algunos temas, pero no se sabe hasta que punto.

[ad#adsense-250×250]Es curioso que los ejecutivos de Sony escucharon terminado el álbum en octubre y no le hayan dado la salida hasta el mes de febrero del próximo año. Pero después de esperar nueve años para un álbum de Sade, -el último fue “Lovers rock” en el año 2000- , da igual esperar un poco más.

Sade tiene 49 años y muchas dudas en su vida personal. Ha vuelto a vivir en Nigeria, donde nació realmente, aunque los viajes a Jamaica, donde nació su hija y a Londres, son continuos.

Es una mujer que sólo se mueve cuando le acucia la  economía. Es posible que tras nueve años sin hacer nada, vuelva a necesitar dinero. Nadie sabe si Sade tiene otros tres álbumes en su contrato con Sony.

Abajo, Sade hace promoción de su último álbum, hace nueve años.