Esta mañana, han dado a conocer un comunicado en que se dice que ya no existen como grupo, que la separación es oficial, aunque harán cuatro conciertos de despedida en junio -de momento- con cita final en París, el día 11.

Curiosamente, hace unos días, el batería Danny Goffey, de Supergrass le envíaba un mensaje al bajista, Nick Quinn, en que le recreminaba que realmente él era el problema.

Su septimo y nuevo álbum, “Release the Drones”, que estaba a punto de publicarse dicen ahora que se va a retrasar unos meses. No hace mucho, Gaz y Goffey hicieron un álbum interesante, producido por Nigel Godrich, con el nombre de Hotrats.

Tras 17 años de existencia, todo ha acabado como el rosario de la aurora Vía crucis que comenzó desde que la EMI decidió no prorrogarles el contrato.

Siempre nos gustó el grupo, la voz, las composiciones de Gaz Coombers, autentica alma del grupo y quizá se haya hartado de tantas discusiones en el grupo.