See the source image
Out Of The Game
  • Universal Music Spain S.L.
  • Música MP3

Rufus Wainwright ha comunicado que está concluyendo un nuevo álbum de música pop, tras unos últimos proyectos musicales más complejos que han incluido ópera y sonetos de Shakespeare.

El músico neoyorquino ha confirmado ante las audiencias de sus últimos conciertos que el álbum en cuestión podría titularse “Unfollow The Rules”, después de algo que su hija Viva le dijo. Wainwright también ha estrenado en esos shows nuevas canciones como “Montauk” y “Peaceful Afternoon”.

Es una manera para Wainwright de reconocer y premiar la santa paciencia de su público, que lleva desde 2012 esperando en vano un nuevo disco de canciones:

“Hay una gran parte de mi audiencia que ha sido muy paciente y estará muy emocionada de tener un nuevo disco pop”.

See the source image

De hecho, Rufus ya tiene prácticamente concluido el LP, ahora mismo está siendo mezclado, pero ha dicho que el álbum no verá la luz hasta 2020.

El hijo de los cantantes folk Loudon Wainwright III y Kate McGarrigle, y hermano de la también cantante Martha Wainwright, ha grabado el disco en Los Ángeles con Mitchell Froom con músicos como el guitarrista Blake Mills y los bateristas Jim Keltner y Matt Chamberlain.

“Es una profundización en muchos niveles. Ser padre y estar casado y tener más de 45 años, son situaciones que pesan”.

“Tengo algunos números divertidos; mantengo el sentido del humor de los Wainwright, que es un rasgo familiar. Pero la mayor parte de esto reside en sentimientos eternos que me gusta engendrar en mi material, que puede cantar cualquiera en cualquier momento”.

See the source image

Pero no son todo pegas a los 45, Wainwright está descubriendo que hacerse un poco mayor tiene también su parte positiva, sus beneficios:

“Nunca he cantado mejor que ahora. Mi voz está en su punto más alto en este momento. Eso no es raro para alguien del mundo de la ópera. Cuando tienes cuarenta años es cuando más o menos puedes dar el do de pecho. Y en términos de la conexión popular, eso es algo con lo que crecí, trabajando con Joan Baez, Pete Seeger o Emmylou Harris. Para todos esos artistas su mejor momento llegó entre los cuarenta y los cincuenta. Cuando se convirtieron en eminencias realmente respetadas, adoradas y veneradas”.

See the source image

Mientras finaliza ese esperado álbum pop, Wainwright no desiste de sus experiencias “clásicas”, y está buscando salas en las que pueda presentar su segunda ópera “Adriano”, estrenada el año pasado por la Canadian Opera Company en Toronto.

“Es algo realmente curioso y no programado que gravita hacia mi trabajo. Si no están abiertos a la ópera, mis seguidores necesariamente están dispuestos a permitirme ese momento de gracia, y saben que pondrá algo interesante sobre la mesa. Y otras personas simplemente adoran todas las cosas diferentes. Tengo la suerte de tener una audiencia que es abierta y indulgente como esa”.