Ronnie Wood fuma cigarros electrónicos, como le ha obligado el médico. Lo malo es que luego los cambia por cigarrillos de verdad. No, no puede contra el vicio, aunque lo intenta.