Esta es una de las fotos de la noche de los en París. Setenta y dos minutos de música, revividos en los pequeños clubs, como al principio. Han vuelto a chupar la sangre de sus seguidores. Como Dracula perduran y perduran.