Richard Branson , el fundador de Virgin Records, se siente nostálgico con la música y como gran amigo de Keith Richards -fue quien les fichó cuando todavía poseía Virgin- ha tenido la gran idea para que los Rolling Stones vuelvan a los escenarios. Esa idea ha convencido a una compañía aseguradora para que se atreva a formalizar una póliza a la salud de Keith Richards.

Richard Branson , con el promotor australiano Paul Dainty serán los promotores de tan sólo cuatro conciertos únicos de los Rolling Stones para celebrar sus 50 años.

Dos de ellos serán en el O2 de Greenwich, en Londres y los otros dos en el Barclays Center de Brooklyn, en Nueva York.

Cuatro conciertos que serán televisados a todos el mundo por pay per view y que les reportarán más de 25 millones de dólares a los cuatro Stones. Record absoluto por cuatro conciertos en la historia de la música.

De esta forma, Keith Richards quedará asegurado ,porque todas las aseguradoras se negaban a formalizar  a pagar por una larga gira de los Stones.

Todo va a ser corto, porque los Stones sólo han grabado dos canciones nuevas en la semana única de trabajo que han tenido en el estudio Guillaume Tell de París, donde acudieron también Don Was como productor, el bajista Darryl Jones y el pianista Chuck Leavell.

Los dos temas se publicarán en noviembre como aliciente del lanzamiento de un gran disco por los 50 años de los Stones. Y se acabó. Amén de la larga película.

Abajo, los Stones en el día de su presentación del libro.

[youtube id=”z4DDHUa4etg” width=”630″ height=”350″]