Fue un hobby desde hace cuarenta años, pero actualmente Roger “Tommy” Daltrey es un buen hacendado dueño de una piscifactoria de truchas en South Essex. Se llama Lakedown Trout Fishery.