article-0-1AF2050000000578-519_634x546Tras el fracaso de Time, su último album, parece que se ha quedado para sólo pasear al perro. Todos los días va a llevarse café de un Starbucks, muy cerca de donde vive, en Santa Mónica.