Formidable interpretación de Robin Gibb con  Massachusetts, probablemente, su canción más popular de todas las que escribió con los Bee Gees. Era la época del 2004 , cuando salió de gira para defender su últimos album de canciones, Magnet.