Robbie Williams canceló parte de su gira a finales de septiembre por los “preocupantes” resultados de unas pruebas médicas. El cantante ha contado además que estuvo en cuidados intensivos durante algunas semanas, lo que hizo que no pudiese actuar en tres ciudades de Rusia, a finales del mes de septiembre.

Ahora ha revelado información sobre la enfermedad:

“Me hicieron análisis de sangre, y tuve varios escáneres, incluso uno de mi corazón y mi cerebro, y se encontraron algunas anormalidades, incluyendo algo en mi cerebro que parecía sangre .Eso obviamente fue muy aterrador, por lo que la decisión se me fue de las manos y me enviaron directamente a la unidad de cuidados intensivos”.

Ahora , parece que se ha recuperado, pero dice que lo ha pasado muy mal.

“Me llevó recuperárme de la enfermedad cinco semanas”.