disfrazado de , en su tema She´s  , que hizo con Pet Shop Boys , en el album Rudebox

La respuesta de Robbie Williams a la BBC por prohibirle la emisión de su numero uno ‘Candy' no se ha hecho esperar.

En tono humorístico ha respondido:

“le romperá las piernas a aquel que se atreva a programar a Madonna o en Radio One”  .

Para Williams que te pongan en la radio más importante del Reino Unido no es cuestión de edad, sino de relevancia. Al menos, debería ser así y no excluirte, porque tu música sea considerada por los programadores como mayor para el segmento que va de los quince a los veintinueve años.

Un disc-jockey ha salido en defensa de la decisión de la BBC. Advierte que cuando era pequeño le gustaban Take That, pero ahora lo que debe poner Radio One es a One Direction.

Es una polémica tan absurda que, desde luego, la BBC vive momentos más que desgraciados. Parece el típico pollo sin cabeza. Que disparate todo.