ROB HALDFORD: «JUDAS PRIEST ES SPINAL TAP»

Escucha judas priest
en Amazon Music Unlimited (ad)

Spinal Tap: 'I've had a lot of panties in the mail' | Spinal Tap | The Guardian

Rob Halford ha revelado lo muy identificado que se siente con el clásico, y legendario, falso documental This Is Spinal Tap y con el grupo que protagoniza un filme de ficción rock que para él de ficticio tiene poco.

El cantante y líder de Judas Priest ha recordado que vio la cómica película de 1984 en un cine con su compañero de banda Glenn Tipton, y que ambos se quedaron pasmados al comprobar que la pantalla reflejaba las clásicas payasadas de estrellas del rock tan caras a su propia banda, Judas Priest.

«Me encanta la satírico. A Glenn le encanta lo satírico. Lo que pasa con la sátira, es que sólo se puede hacer a partir de grandes cosas que han sucedido en el mundo real», ha explicado Halford a The Horn 104.9 & AM 1260.

«Para nosotros, eso era justo lo que Spinal Tap trataba de hacer. Podíamos vernos a nosotros mismos en esa película una y otra vez, ya fuera en los hoteles o perdiendo el camino hacia el escenario. O las cosas que salían mal en el escenario con el atrezzo y los accesorios. Era como vernos a nosotros mismos desde fuera. Nos pasamos todo el rato rugiendo».

Judas Priest - Fans - 1982 - Rock Scene Auctions

Pero, el líder de Judas añade a The Horn algo muy curioso, que pensaron que Spinal Tap era una banda verdadera:

«Creo que hubo una especie de error de comunicación, porque creíamos que se trataba de una banda real llamada Spinal Tap y del documental sobre su vida. Así que algunas de las personas que estaban en la sala de cine esa tarde en la que Glenn y yo fuimos a ver la película, estaban muy molestas. Hicieron saber sus sentimientos al salir del cine».

This is Spinal Tap: El culto a lo sobrevalorado - Parlante.cl

Como todo el mundo sabe, «This Is Spinal Tap» sigue la gira por Estados Unidos a principios de los años 80 de la banda inglesa ficticia Spinal Tap.

Se considera que la película estableció el formato de falso documental y, a pesar de no haber contado en su día con éxito comercial ni de crítica, se ha convertido en un clásico querido y respetado.

Hasta tal punto que en 2002 fue reconocida por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos como una película cultural, histórica o estéticamente significativa.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.