Rescatamos hoy por el 77 aniversario de Richard Starkey (Ringo Starr) la cara A de su primer single en solitario tras la traumática separación de los Beatles. La brillante “It Don´t Come Easy” vaticinaba que no iba a ser nada sencillo sobrevivir al grupo más legendario de la historia del pop. Sin embargo funcionó bien y fue nº 4 a ambos lados del Atántico. Fue el inicio de una prometedora carrera en solitario que pronto se deshincharía.