Rihanna , que ha cumplido  30 años, demostró que tiene buen ojo para la moda cuando llegó a la tienda Gucci en Milán , vistiendo una extravagante falda y una chaqueta rosadas el sábado. Rihanna gana fortunas como modelo de marcas de moda.