El propio Bono le quitó  hierro al asunto . Prefería  anunciar como excelente la versión que han hecho de un tema de los escoceses Skids, “The saints are coming”.

La sorpresa y lo que no se entendía  muy bien es que la hicieran  con los norteamericanos Green Day. Las especulaciones es de que U2, inundados de gloria , querían limpiarse la cara y se  se fueran  a las raíces semi-punkies de “Boy”.
Bono había aclarado que tenían  canciones y maquetas excelentes .Pero no hablaba de los raros sistemas de Rubin . Un productor que el manager de de U2  lo despreciaba por ser amante de la pornografía y de la crudeza instrumental, sin apenas  arreglos de las canciones . Demasiado simple. Muy lejos de la sofisticación de Brian Eno y Daniel Lanois ,cuando producían a U2.
En el anterior album, Bono contrató a Chris Thomas y tuvieron que echarlo y suspender las sesiones. Y eso es lo que ocurrió antes de que apareciera “No Line on the Horizon”.

Hasta parece que una docena de canciones archivaron de las que habían hecho con Ricki Rubin. Estaban hundidos y declararon sencillamente que no se entendían con la manera de grabar de Rubin.

The Edge llegó a comentar:

“De hecho, dejamos todas esas canciones  a un lado. Realmente por deferencia a Rick . Entonces, nada del material de Rick entró en el proyecto del nuevo disco. Todo ha sido escrito posteriormente “.

Incluso no quería herir:

“Rick nos dio buenos consejos tanto como a cualquiera . Lo que no nos gustaba lo que decía:  “No te acerques al estudio hasta que sepas exactamente lo que quieres hacer”, lo cual, por supuesto, es lo opuesto a cómo trabajamos normalmente “

Desde ese momento, volvieron a Brian Eno y Daniel Lanois, otra vez.

De todo aquel desastre apareció ” Window in the Skies ” en el  álbum recopilatorio  U218 Singles .  . Había sido  grabado en septiembre de 2006 en Abbey Road Studios en Londres y, naturalmente ,  producido por Rick Rubin