Resultado de imagen de REM BOWIE

REM han rememorado la primera vez que conocieron personalmente a , y lo han resumido con un significativo: ‘Era todo lo que pudieras esperar elevado a diez'.

Fue en el programa “The Fisrt Time” de Matt Everitt en BBC 6 Music para ‘The First Time'. La banda de Athens, Georgia, miró hacia atrás, y habló de su carrera e inspiraciones. Y la conversación se volvió en un momento determinado hacia el gran Bowie.

recordó el momento exacto:

“Conocimos a David Bowie por primera vez en Suiza en 1995 cuando Bill Berry (batería de REM) tuvo un aneurisma en el escenario. Claude Nobs fue el hombre que inició el Montreux Jazz Festival, y nos invitó a cenar. Fuimos a cenar a su casa, y él había sacado de alguna parte una banda para tocar, y a un chef de algún otro lugar para cocinar. Al llegar a su hermosa casa, nos dijo: “algunas personas se van a unir a nosotros esta noche, incluyendo a David Bowie”.

“Le dije: ‘necesito dormir una siesta', así que subí las escaleras. Estábamos de gira y nuestra adrenalina estaba hasta el techo. De repente tuvimos una parada en frío debido al problema de Bill. Estábamos atrapados en ese lugar de Suiza, esperando que se recuperara. Bill siguió viviendo y todo fue genial, pero fue un momento muy tenso”.

“Subí las escaleras y me eché la siesta, y en cualquier punto alguien entró y me despertó, y dijo: ‘El señor Bowie ha llegado y la cena está servida'. Dije: ‘Necesito tres cafés expreso, por favor'. Me llevó tres expresos bajar las escaleras y mirar a David Bowie a los ojos y decir: “¿Cómo te va? Es un placer conocerte finalmente”.

“No paró de hablar durante tres horas. Era increíble, era tan atractivo, tan divertido y tan inteligente”.

Imagen relacionada

En ese punto de la charla el bajista Mike Mills se refirió a un curioso punto de vista de Bowie:

“Hablaba del próximo milenio, y tenía opiniones sobre por qué había tanta modificación corporal entre los jóvenes. Sentía que estaban sufriendo una angustia milenaria aunque no se dieran cuenta de ello. Estaba realmente convencido de que la gente se estaba haciendo todos esos tatuajes y piercings a causa del inminente cambio de siglo. Tenía algún tipo de efecto psicológico sobre ellos”.

Stipe añadió:

“Él llevaba consigo un libro de ilustraciones hechas por él. Tenía miniaturas de las esculturas en las que él había estado trabajando. Tenía una foto de James Dean de adolescente. desnudo en un árbol. Era fascinante. Todo lo que usted espera de David Bowie, elevado a la décima potencia. Esa fue la primera vez que le conocimos”.