PINK FLOYD Y SU GRAN FINAL

Pink-Floyd-New-Album-Endless-River-061Seguro que te llevarás una sorpresa, si te inquietas por conocer en Google cual es el tipo de música que más busca el ser humano.

La música más buscada, más solicitada tiene que ver con la relajación , en busca de un optimismo de inspiración positiva. La música del “Relax”. Los mismos sonidos que un buen día se le ocurrió a PJ Birosik en su “Retorno al tiempo de los sueños” , al analizar métodos sonoros para manejar el “stress humano”. Melodías consonantes, instrumentales cercanas a los sonidos de la naturaleza.
Cuando se acaban de escuchar los dos “cds” de “The Endless River” , el nuevo y positivamente el último disco de Pink Floyd, había que tratar de entender como el grupo que “inventó” el sonido del “relax” con “Echoes” y ,sobre todo, con “Dark Side of the Moon” , habían vuelto a dar en el clavo , cuarenta años más tarde , con la reposición sonora, de más de veinte horas de música que les habían sobrado de “The Division Bell” , el último álbum oficial del grupo, grabado hace treinta años . El último en que Rick Wright, David Gilmour y Nick Mason grabaron juntos, como en una serie de “jams” infinitas , al estilo de aquel maravilloso orfeón del sonido Pink Floyd , que fue el disco “Meddle”.

Pink-Floyd-New-Album-Endless-River-04

LA ULTIMA OPERA.-

The Endless River” seguro que será él último disco de Pink Floyd. Es oficialmente el decimoquinto. Es también el álbum más ambiental, más “new age” y el de más relax de toda la carrera del grupo de Cambridge. Alguien dirá que no se le puede denominar como obra de Pink Floyd, porque no está en ella Roger Waters, pero aquella batalla ya se dirimió en los tribunales, cuando unilateralmente Roger Waters decidió que Pink Floyd habían dejado de existir tras la publicación de la undécima obra , llamada “The Final Cut . Aquel era un ´ñalbum, convertido en una paja mental de Waters, sobre la muerte de su padre.
Decididamente, sin olvidar el valor estratégico de la filosofía de las letras de Roger, el meollo y la afirmación del sonido siempre tuvo a Rikk Wright y ,sobre todo,a Dave Gilmour ,como piezas claves del sonido de Pink Floyd. Rogers sólo era el bajista.

The Endless River
  • Pink Floyd, The Endless River
  • Parlophone UK
  • CD de audio

Así que cuando “The Endless River” arranca con una soberbia “Things left Unsaid” , se despierta la sonrisa del diablo, como si estuvieras escuchando un trozo de “Atom heart Mother” , con esos sintetizadores analógicos que tanto copió Vangelis y esos ambientes mágicos que sólo Pink Floyd sabían crear.
Un maravillosos sonido ambiental que todavía se engrandece con el apoteósico “t´s What we do” , como si los platos plastas sinfónicos y el gong estuvieran despiertos desde el tiempo de “Ummagumma”.
Me lo ha cantado mi amigo Phil Manzanera, ex-guitarrista de Ropxy Music, productor de “The Endless River” y vecino de David Gilmour. Desde un primer momento todos tuvieron en mente el razonamiento de la música clásica para despedazar y dar títulos a la sinfonías, a los conciertos de piano o las obras de música intencionada. tan simple como eso.

Pink-Floyd-New-Album-Endless-River-01 (1)

COMO UN DISCO DE MUSICA CLASICA.-
El nuevo disco de Pink Floyd tiene un comportamiento ejemplar, porque ofrece una unidad inaudita si realmente piensas lo que sabes. Que se ha construido y formalizado con grabaciones en tomas diferentes,en tiempos diferentes, con algunas frases musicales tomadas en una diminuta y simple cinta digital estéreo, aquellas viejas de los aparatos DAT, que inventó Sony.
Se sabe también que “The Endless river” nació de la idea , de la misma propuesta de “Live in Pompeii”, aquella grabación inconmensurable de la película y el sonido en directo ,cuando grabaron en el anfiteatro de Pompeya en el año 1972. Efectivamente, “The Division bell” estaba silueteado y grabado instintivamente de esa manera.
¿Cuando comenzó la idea de lanzar el último disco de Pink Floyd?. Pues, francamente, lo sabemos , porque no lo ha contado Manzanera. Fue en agosto de hace dos años , en el verano del año 2012 , cuando a Gilmour se le ocurrió ofrecer un homenaje especial a su compañero Rick Wright, que había muerto web el años 2008. David se había tropezado en casa con algunas cintas digitales de un segundo disco que nunca lanzaron de las sesiones de “The Division bell” , porque iba a ser en principio un álbum doble.
Gilmour citó a su amigo Manzanera en el Astoria , el barco que hace años el guitarrista de Pink Floyd convirtió en una magnífico estudio.

Es un barco estrecho, pero bastante largo, situado en Hampton , construido hace más de cien años por el empresario Fred Karno, que tuvo la suerte de descubrir a Charles Chaplin. La última vez que hablamos con Gilmour fué allí, , a propósito de su álbum en solitario “On an island”, Y ya nos comentó de que podía haber material para un disco en homenaje a Rick Wright , que hizo su última gira con Gilmour.
Manzanera se quedó aterrorizado de las veinte horas de música de Pink floyd que tenía escuchar, separar, elegir, discernir las mejores partes y proponerlo como un un nuevo disco coordinado.y con sentido de Pink Floyd. Tardó más de seis meses en dar un sentido y un orden a todas aquellas cintas reunidas. Pero Lo hizo.

Manzanera se inventó unos trece temas diferentes. Gilmour se quedó perplejo y propuso a Nick Mason que lo escuchara , porque podía ser el perfecto homenaje a un “gentleman” y a un músico del talento de Rick Wright . Una persona buena , agradable, señorial, del que jamás me olvidaré , cuando pasé unas horas deliciosas, comiendo y recordando a Pink Floyd, en el hotel Santo Mauro de Madrid, cuando vino a presentar su último álbum en solitario, el espléndido “Broken China”.

10655442_10152399449842308_1987863074551710512_o (1)

RICK Y SU GENIAL TIMIDEZ.-

Rick siempre estuvo limitado por su modestia y su timidez. Gilmour le grababa incluso cuando Rick no se daba cuenta , porque siempre se inventaba pasajes de música aparentemente sinfónica como “The Great gig in the sky” . De esa forma de tocar el piano , con adoctrinamiento clásico, nace la magnífica linea melódica con la voz de Stephen Hawking, en el tema que han llameo “ “Talkin Hawkin´”.
Eso fue uno de los cientos de temas sin nombre ni personalidad, como pasajes musicales, que recopiló Manzanera . Incluso sugirió que se podrían mejorar muchas de las pistas originales. A veces, con maravillosos sólos de guitarrea , a lo Gilmour, como “Autum 68”, con una guitarra brutal a lo “Run like a hell” de “The Wall”.
A veces, de esas improvisaciones de Rick al piano , nacen otras especificaciones sonoras de un ambiente tenso, brutal, pero maravilloso, como en el tema final del primer CD, que lleva el título de “Anisina”.

Realmente, uno de los templos sonoros del autentico rock sinfónico , que también Pink Floyd inventaron en los años setenta.
Si hay que definir cual es el mejor tema de todo el álbum, habría que inclinarnos por un soberbio “Surfacing” , en la cresta de la ola del sonido de Pink Floyd. Una melodía como sólo Rick podría escribir, apoyado en su magia con el piano Farfisa o su mini-moog. Genial .
El disco termina con el único tema que está cantado . La canción que hace apología de las canciones de “Wish you were here”. En las sesiones originales había casi todo el enigma de uno de los temas de “The Division bell” , pero David Gilmour lo ha llevado hasta donde quería , con los arpegios de su guitarra Fender y sus sistema de “delays” analógicos. Su esposa Polly Samson le convenció de cantar una melodía a los tonos melódicos del tema. Ella que es novelista y una buena escritora , ha creado la letra de “Louder than words” , el último single en la historia de Pink Floyd. Dave Gilmour siempre ha tenido pánico a los textos , porque siempre se ha considerado un pésimo escritor. Las letras eran ese territorio donde la imaginación de Roger Waters se imponía sobre el resto, incluso sobre la música y ejercía de un liderazgo que no era completamente justo.
Para nuestra sorpresa, Manzanera cuenta que tanto Dave Gilmour como Nick Mason tienen pánico de que el disco sea un fracaso. ¿Por qué’. Porque sin Rick , con Waters encerrado en su mundo del “muro” y con la edad que no cesa, saben que este es el último testamento de Pink Floyd.

814M9CVhx+L._SL1500_
NO MAS PINK FLOYD.-
Elñ propio Gilmour lo ha anunciado como si se tratara de una pequeña tragedia. Lo poco que queda de las intervenciones musicales de Rick Wright están grabadas para proyectos unipersonales del guitarrista de Pink Floyd . Son los restos de este “río sin final”.
No hace mucho Nick Mason, el batería que nunca ha dudado de sus limitaciones musicales, le ha propuesto incluso al mismísimo Roger Waters que le gustaría una gira con Dave Gilmour , es decir, los tres , como Pink Floyd y sin Rick. Gilmour se niega a esa parodia del grupo con rotundidad. Pero nadie se atreve a condenar a muerte que en un momento dado el “cerdo” de “Animals” sobrevuele sobre todas nuestras cabezas.
“The Endless River” , el “Requiem” de Pink Floyd estará en todas las tiendas del mundo. Es un disco ambiental, de relajamiento, de bondad sonora si te gustan realmente los pasajes musicales de la mismísima esencia de Pink Floyd.

Es el perfecto álbum de “new age” en este nuevo siglo. No es una sorpresa , porque ellos inventaron el “new age”, el “chill out” y toda la música que dejaba al “stress” en un pequeño juego de esta sociedad. Son los ritmos, ambientes y sensaciones que crearon con los bordes maravillosos de todo un género: el sonido de Pink Floyd. Eterno, majestuoso.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. dani dice

    Excelente disco el Endless River, solo quería decir lo siguiente. El mismisimo Roger Waters ha dicho con humildad, que aquella pelea por el nombre de pink floyd, fue un error, que se equivocó y yo creo que cualquiera hubiera hecho lo mismo, cuando todas o casi todas las letras y gran parte de la música la has creado tu y al salir del grupo nadie te reconocería. también ha reconocido que nunca a encontrado un guitarrista con tanto feeling como David Gilmour, palabras de Roger Waters. entonces no hay porque razón y con tanto odio, hablar tan mal de Roger Waters, cuando es de todos conocido su historia en Pink Floyd y que no hay que olvidar que fue el creador de Pink Floyd, antes que David gilmour. creo que las letras de esos maravillosos discos conceptuales, son los que han hecho que pink Floyd sea Pink Floyd ayer, hoy y siempre.

  2. dani dice

    De todas formas debo decir que The endless river es un disco con una belleza indudable, si es cierto que David Gilmour desde hace mucho y con sus discos en solitario a demostrado este tipo de musica ¨Relax» que se puede percibir perfectamente en su ultimo disco «on an island» pero aquí se nota la presencia de Rick y los dos se ve que han sido como dos que se complementaban el uno con el otro. es una lastima su perdida y se entiende que con el se vaya lo que quedaba de Pink Floyd y como lo has dicho tu Julian es un GRAN FINAL PARA PINK FLOYD. pero yo también soy fan de Roger Waters y creo que por ahí tiene preparado también un disco que seguro nos traerá también una parte importante de ese grupo tan importante en la historia del rock sinfónico, Y lo estoy esperando con muchas ganas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.