Al final, Alison Krauss , la indiscutible reina actual de la música vaquera americana, ha elegido este tema que cantaba la gran Brenda Lee, como su primer tema estrella de su nuevo disco “Wind City”.