Hay que suicidarse, morirse joven para pasar la posteridad, como le ocurrió a Jeff Buckley , con un sólo álbum que hizo en su vida. Siempre hemos demostrado que su padre, el increíble Tim Buckley era mucho más brillante. Hoy hubiera cumplido 70 años. Su hijo Jeff le copió hasta la manera de morirse. Tim murió de una sobredosis en el año 1975. Esta es su maravillosa “Delfines”