Hace justo quince años, el soberbio cantante inglés Adam Faith moría a los 62 años. Este fue su gran éxito, un indiscutible numero uno .