Hoy se cumplen 14 años del fallecimiento de la cantante soul neoyorquina Doris Troy. Colaboradora de Solomon Burke, Drifters, Cissy Houston y Dionne Warwick, inició una carrera como solista en 1962 con el célebre “Just One Look”, que poco después convertirían en éxito los Hollies. A finales de los sesenta se afincó en Inglaterra y grabó un LP para el sello Apple. En esos años también colaboró con Rolling Stones, Humble Pie, George Harrison, Nick Drake y en “The Dark Side Of the Moon” de Pink Floyd.