Internet revoluciona, pero también nos puede volver más tontos a todos. Sobre todo, con fenómenos como Justin Bieber y, ahora, el perpléjico caso de Rebecca Black, esta chica de las colinas de Anaheim, no muy lejos de Disneylandia, que con su video ‘Friday' acaba de romper todos los records mundiales.

Su canción Friday acaba de traspasar la feroz cifra de cien millones de visitas, superando claramente a Black Eyed Peas y su ‘The Time', la versión de Dirty Dancing.

‘Friday' es una canción que no me entra en la cabeza. Es como si fuera una broma macabra. Tiene una letra de tontinis y una melodía que es imposible.

La voz de la niña es insoportable, de pitufo insoportable. Como sea la nueva Justin Bieber nos vamos a enterar. Pero con estos resultados, a lo peor el tonto soy yo.

Bueno, no creo tanto, porque todos los que tienen un dedo de frente han catalogado a ‘Friday' como la peor canción de la historia y barbaridades  que a la pobre niña Rebecca le dan igual. Tiene sólo 13 años y asegura que a los ocho años ya manejaba YouTube y probaba sus propias canciones.

¿Hay alguna compañía que la ha fichado?. No quieren sus padres. ¿Para qué?. La niña es millonaria con un sóla canción y no necesita a nadie. Ahora dice que tiene otra bomba preparada que se llama ‘LOL'.

En fín, este el mundo de tontos que vivimos. El segundo en la lista de los videos más vistos en YouTube está el de un “bodybuilder” egipcio y el tercero se refiere a una droga de la fertilidad llamada Clomid.

Abajo, el video más visto de la historia. Como suena.