Ravi Shankar murió el martes , en un hospital cerca de su casa, en San Diego . Tenía 92 años. El pasado jueves tuvo que ser operado por culpa de una insuficiencia cardiaca y para cambiarle una valvula en el corazón.

George Harrison lo introdujo en el mundo occidental, pero él era ya una estrella de la música del norte de la India , la maravillosa zona del Ganges y un gran instrumentista del sitar, un extraño instrumento de origen persa , trasladado a la India , con seis cuerdas que pueden hacer melodía y otras 25 resuenan según como se toque a las principales. Complicado.

También se le conoce por ser el padre de Norah Jones , a la que abandonó siendo esta   niña, porque se llevaban mal con la madre. Es el padre también de una buena instrumentista de sitar como Anoushka , que precisamente hace unos meses publicó un album , tocando flamenco .

Descanse en paz. Si quereis oir lo mejor de Shankar haceros con el disco  Portrait of Genius o el más comercial en la Deusthche Gramophon, The Spirit of India.