the-rascals-van-zandt-650-430

Normalmente cuando se habla del pop americano de los años sesenta se cita a Beach Boys, The Monkees, Simon & Garfunkel, a los Byrds y a Mama´s & The Papa´s… Ya es más difícil que se cite a a The Lovin´SpoonfulPaul Revere & The Raiders, Tommy James & The Shondells, The Turtles, todos ellos grupos de primerísima categoría, creadores de una buena docena de hits intemporales, eternos.

The Rascals (al principio The Young Rascals, como Little Stevie Wonder) estarían en la “segunda categoría” (con muchísimas comillas) de esas dos tandas de grupos arriba citados. No tan evidentes como los primeros, pero con un buen puñado de canciones inmortales que mucha gente conoce y no es capaz de decir que grupo las cantaba originalmente.

Lo que distinguía a The Rascals de los grupos citados más arriba es su querencia por el soul, por la música negra. Se puede decir que ellos fueron los pioneros de la etiqueta “blue eyed soul” (que hace referencia al soul cantado por blancos), en paralelo a lo que hacían en UK los también maravillosos The Spencer Davies Group, el grupo en el que comenzó su carrera un jovencísimo Stevie Winwood. Ambos grupos son complementarios, tenían un feeling parecido, y el suficiente talento para componer – al margen de todas las versiones que hacían- unas cuantas originales maravillosas.

Los Rascals fue un grupo con clase, fino, elegante, intenso, que conocía a la perfección los secretos del R&B. Además estaban totalmente comprometidos con la “causa negra”, no se trataba simplemente de un acto musical o de una fachada. Era un grupo de Atlantic, nada menos, y se solidarizaban con los problemas de los afroamericanos como si ellos mismos lo fueran.

rascals_2507173b

Ahora se ha anunciado que “Once Upon a Dream”, el musical con música del cuarteto italoamericano, regresa a la cartelera de Broadway a partir del 16 de diciembre, y que los cuatro miembros originales del grupo van a dar varios conciertos en el Marriott Marquis Theater antes de concluir en California su primera gira norteamericana desde 1970.

“Once Upon a Dream” es un híbrido entre concierto y experiencia teatral multi-media que narra las andanzas de los Rascals en los años sesenta. El show incluye 28 canciones, y los diálogos están escritos por Mark Brickman y su amigo, y especialista en garaje y música de los 60´s y 50’s, Steve Van Zandt (el que fuera brazo derecho de Springsteen en los 70). Hay planes para estrenar el musical fuera de Estados Unidos en 2014.

Fue precisamente Van Zandt, y su esposa Maureen, los que hicieron que la formación original de The Rascals se volviera a reunir en 2010 para tocar en el concierto benéfico en favor de la Fundación Ann Carr. Little Steven había trabajado con ellos por separado y había hecho todo lo posible por que estuvieran en el Rock and Roll Hall Of Fame (consiguiéndolo). También les ponía en su programa de radio. Steve es lo que se dice todo un “fan”.

El grupo no quería volver por el dinero, y el circuito de “oldies” tampoco les motivaba. Pero los neoyorquinos Felix Cavaliere (teclista), Eddie Brigati (cantante), Gene Cornish (guitarra) y Dino Danelli (batería) si hallaron inspiración para regresar para ese concierto benéfico.

“Ese concierto les dio una razón artística para reunirse. Eran tan protectores de su trabajo en común que ellos se separaron en su momento para proteger la integridad de los que los Rascals fueron.”

Y lo hicieron definitivamente en 1972. Atrás quedaban monumentos como “People Got To Be Free”, “Good Lovin´” (versión de los Olympics), “What Is The Reason?”, “Groovin´”, “Lonely Too Long”, “It´s Wonderful”, entre muchas otras.

Van Zandt lo tiene claro: para él The Rascals se movían en el mismo nivel, con el mismo grado de inspiración, que los Rolling Stones, Byrds o Beatles. Arriba en la foto Van Zandt con los cuatro Rascals, más bajo el grupo enlatado en single, y una muestra de su prodigioso directo.

[youtube id=”-iwH88JMXcE” width=”630″ height=”350″]

[youtube id=”BHlhpOZaDgg” width=”630″ height=”350″]