radiohead

Y de Rdio, y de otros servicios de streaming. El grupo de Thom Yorke, y su mánager, consideran que esas empresas solo favorecen a las discográficas, y que el artista apenas recibe nada y sale claramente perjudicado.

Los músicos tan solo cobran 0,0096 dólares por reproducción de una canción. Lo que se suponía un eficaz antídoto para luchar contra la piratería, no aporta apenas beneficios económicos a sus creadores.

“A los artistas nos pagan una mierda con este modelo”, ha declarado Yorke.

En realidad, de momento, sigue disponible el catálogo de en Spotify. Pero las declaraciones de Yorke y Nigel Godrich, productor del grupo, son lo suficientemente claras y contundentes para hacer suponer que lo pueden quitar en breve.

Si han desaparecido un álbum en solitario de Thom Yorke, y uno de Atoms For Peace (que incluye a Yorke). Tampoco se puede escuchar material de Ultraista, el grupo de Godrich.

“Si hubiera existido Spotify en 1973, no se habría gabrado ‘Dark Side Of The Moon’. Es malo para la música”, ha dicho Nigel Godrich.

En la imagen, el perfil de Radiohead en Spotify.