Esta la nueva portada de la revista Rolling Stone, que ha recurrido a Radiohead , cuando el grupo inglés no tiene ningún album y sólo una gira americana que vender.