3933037700000578-3827682-image-a-56_1476045124728

La polémica crece en los Estados Unidos, al darse a conocer una biografía de Paul Simon , en la que se indica que cuando grabó “Graceland” en Suráfrica, Simon creyó que Nelson Mandela era comunista.