Cris Martin haciendo de elefantito en el video de Paradise

Chris Martin ha vuelto a repetir en Los Angeles que se tomarán tres años sabáticos. Asegura que el grupo acabó extenuado durante la gira de Nueva Zelanda y Australia y que dieron el resto en el último concierto, Brisbane, donde también dijo que se retiraban por unos cuantos años.

Lo que ha dicho Chris Martin no se lo cree ni él mismo. En cuatro meses, una vez suspendida la gira por América del Sur, al líder le entrará el “mono” de hacer algo.

Es una persona muy hiperactiva para estarse quieto, aunque lo endulce con el azucarado placer de componer nuevos temas en casa.

Estoy seguro de que ahora mismo está supercansado, aunque todavía le quedan tres conciertos antes de fin de año, incluyendo dos en el ya famoso Blacklays Center en Brooklyn, uno de ellos, con una amistad peligrosa como es Jay Z.

Además, en tres años, el mundo no es que vaya a cambiar. Habrá cambiado tan rápidamente, que si se aguantan tanto tiempo, tendrán que remontar como si fueran primerizos.

Pero no me creo absolutamente nada de las aseveraciones categóricas de Martin. A veces, solemniza demasiado lo que dice. Por ejemplo, ahora que está tan cansado.