Es posible que se haya convertido ya en su vocación fustrada. Cada gesto en su vida es como tratar de recrear lo que no ha sido: un rockero. Este es Johnny Depp, cuando apareció en los premios Revolver, con su amigo Marilyn Manson.