Disfrazada de no se sabe qué, encontramos a una cantante absolutamente irreconocible como Deborah Harry de .