article-2600520-1CED46A200000578-393_634x1083Pues se trata de Lilly Allen, en un día de trabajo, sin pintar y con una apariencia horrible. Lilly lucha por su nuevo álbum, que es un disparate.