Todos los que han estado con ella en Miami,donde está grabando Taylor Swift su nuevo video, se han visto sorprendidos por los “nuevos pechos” de la estrella. No parecía ni ella.