Ya no lleva la imagen de un cantante de grupo de rock. Parece más pop que nunca. Pues, bien, es Dave Lee Roth, en una actuación de Van Halen en Toronto. Ya no hay nadie que le reconozca.