¿QUIEN ES?

Se ha hecho tantas cosas en la cara, que apenas parece que sea ella. Pero es la mismísima Britney Spears, paseando por las calles de Beverly Hills.