Dentro de las presiones pro-hip-hop que  se soporta  a él mismo, mister Damon Albarn este tema es el claro ejemplo, cuando el propio Damon quiere ser Jay Z o Kendrick Lamar. Basura de tema de mal hip-hop, a la inglesa, por culpa de querer ser americanos.