Brian May se dispone a sacar otra buena tajada del fiambre. Pocos cadáveres más bonitos que el de Freddie Mercury, desde luego. El guitarrista del grupo está rebuscando entre un montón de cintas anteriores a 1991, o sea anteriores al célebre deceso, para intentar completar otro disco – o algo parecido- de .

Y mientras May busca en viejos cajones la voz perdida, o las canciones perdidas, de Freddie Mercury, también anuncia que habrá un nuevo musical de Queen. No tenían suficiente con el exitoso ‘We Will Rock You' y ya están planeando otro, imaginamos en PYD que construído a partir de canciones de serie B, ya que todas sus canciones emblemáticas y sus éxitos ya han sido utilizados.

“Las canciones están ahí, es cuestión de buscar tiempo para conseguir la producción adecuada”, confirma el propio May.

Entretanto no se sabe muy bien quién es el actual cantante de Queen. Paul Rodgers declaró hace poco que quería seguir colaborando con ellos. Una pena querer ser émulo de Mercury cuando se tiene una personalidad y capacidad sobradas como es el caso de Rodgers. Es un desperdicio, además de una tontería.

También se ha hablado mucho de la posibilidad de que Lady Gaga se convirtiese en la nueva cantante de Queen. En realidad parece que Gaga, que es una gran fan del grupo y tomó su nombre artístico de la canción de Queen ‘Radio Gaga', va a ser una colaboradora de lujo de May y Roger Taylor.

La cantante ha accedido a unirse a los miembros supervivientes de Queen para un programa de televisión especial, en el que el grupo se va a hacer acompañar de varios artistas amigos para versionar algunos de los clásicos de Queen.

Y cuando nos referimos a los miembros supervivientes de Queen, hablamos de Brian May y Roger Taylor porque John Deacon, bajista, ingeniero electrónico y autor de algunas de las mejores canciones pop del grupo, abandonó dignamente la nave en 1997. “Freddie nunca podrá ser sustituido”, dijo John, y se fue con elegancia.