En la semana negra de , anuncian que han llegado a un acuerdo con y abandonan la compañía, tras cuarenta años de estancia en el sello discográfico y haber cosechado todos los éxitos en el sello de los Beatles.

EMI simplemente ha dicho que no ha podido competir con el dinero que les ofrecía Universal. El dinero de adelanto de royalties. Una cantidad que se dice que se aproxima a los 100 millones de dólares. Pero el asunto no está claro. Lo único que se sabe es que Queen acaba su contrato con EMI a finales de año. Y que ya está decidido que se van a Universal, como ya hicieron los Rolling Stones.

Pero hay varios problemas para la avaricia de Brian May y Roger Taylor, que sólo han chupado de los réditos desde que se murió Freddy Mercury.

[ad#adsense-250×250]Para empezar está claro que Universal no puede pagar tantos millones, porque para los Estados Unidos, Queen tienen todavía contrato con Walt Disney Records, la gran paradoja, porque desde que se enteraron que Mercury tenía sida, no hicieron absolutamente nada por vender sus discos en Norteamerica.

Por otra parte, el catálogo viejo, las obras maestras, seguirán perteneciendo a la EMI. Así que el dinero lo recibirán cuando tenga libertad en Estados Unidos. Nadie quiere pagar por Queen grandes cantidades sin Freddy Mercury.

Pero, en cualquier caso, a perro flaco, todo son pulgas. Quizá Universal, a sabiendas que EMI negociaba sau venta a Sony, ha querido inmiscuirse en la operación. Sabían que  sin Queen abaratarían la venta de EMI. De estercolero.

Pero, claro, el show debe continuar.

Abajo, el clip del tema de Queen.