Tal día como hoy de 1975, comienzan a grabar ‘Bohemian Rhapsody' en los míticos estudios Rockfield de Monmouth, Wales, una grabación que duró aproximadamente tres semanas. Freddie Mercury había preparado mucho la canción antes, y dirigió a la banda durante las sesiones. Brian May, Mercury y Roger Taylor cantaron las partes vocales de 10 a 12 horas al día, con el resultado de 180 overdubs separados.