¡QUE VIENEN, QUE VIENEN, PINK FLOYD!¡ Warning !. This disc is encoded to you. Number 0241 .- External Spain.

¿Que quiere decir esto?. Que he recibido lo “nuevo” de . Se pueden escuchar, pero está prohibido ponerlo en la radio o darle publicidad en televisión. Se trata de la famosa “marca de agua” digital  por la que se reconoce el origen de la piratería, de donde sale el inicio del delito.

Nosotros no delinquiremos. Sólo lo narramos. A partir de septiembre, nos van a inundar con todo el catálogo del grupo, más “inmersiones” en las rarezas o en grabaciones inéditas.

En esta muestra de Pink Floyd hay dos temas inéditos. Uno de ellos no apareció en “Dark side of the Moon” y el  otro es de “Wish you were here”. Además, La primera versión de la obra maestra de Rick Wright, ‘The great Gig in the sky’ y la propia maqueta primeriza de ‘Us and them’ del propio teclista de Pink Floyd. Y lo más sorprendente, una versión de una de las canciones claves del grupo, la famosa ‘Wish you were here’, con un largo sólo del violinista Stephane Grapelli. Insólito, apasionante.

Me lanzo inmediatamente a escuchar lo de Grapelli. Siempre habíamos escuchado un violín tenue, al final de ‘Wish you were here’. Pero para identificarlo había que subir mucho el volumen y, ciertamente, casi no te enterabas de su presencia.

En abril de 1975, Pink Floyd grababan en Abbey Road  la difícil continuación de “Dark side of the Moon”. Como siempre, grababan en el estudio 3, en el primer piso. Terminados alguno de los recordings de ‘Wish you were here’, Dave Gilmour creyó que el tema tenía severos acentos de música country americana y decidió que le faltaba un sólo de violín, más que uno de saxo. Quizá sabía que su melodía se parecía bastante a ‘Almost Independence Day’ de Van Morrison que es algo anterior, del año 1972. Álbum “Saint Dominic´s Preview”.

Bueno, era una decisión nada premeditada. Abajo, en el estudio 1, en el enorme estudio de Abbey Road, nada menos que el violinista clásico Yehudi Menuhin y Stephane Grappelli estaban grabando juntos una pieza de música clásica. Menuhin rechazó la oferta de tocar un sólo, porque no le gustaba improvisar y menos en el puñetero pop. Sin embargo, al galo Stephane Grappelli le pareció interesante o, al menos, curioso tocar con Pink Floyd. Hizo un sólo largo, con  improvisaciones al final de la canción. Cobró 300 libras esterlinas por su contribución. Y nunca más se supo.

Cuando se hizo la mezcla final del tema, a finales del mes de junio, el puñetero violín de Grappelli no pegaba ni con cola de pegar. Así que se dejó flotar en la nada. ¿Saben una cosa?. Tenían razón. Grapelli toca maravillosamente, pero no es lo suyo lo que necesita el tema. Ahora, pomposamente, Roger Waters dice que Pink Floyd quieren rescatar la indignidad que cometieron con Grappelli. El violinista francés murió hace 14 años, pero nunca se quejó. Ahora es una de las grandes curiosidades de ‘Wish you were here’.

‘The Travel Sequence’ hubiese estado  en realidad, de alguna manera, en ‘Dark side of the Moon’. Fue el inicio de lo que finalmente se convirtió en ‘On the run’, en el mismo álbum. Cuando la tocaban en directo, antes de la salida del álbum, Gilmour siempre se refería a ella, como ‘The Travel Sequence’ e incluso se grabó. Es la versión que aparece en estas “rarezas” floydianas. Pero en aquellas largas sesiones apareció el primer sintetizador británico, el famoso VCS3, que junto el AKS configuraron el finalmente celebrado ‘On the run’.

El segundo tema inédito se llama ‘Raving and drooling’. Pertenece a las sesiones de junio del “Wish you were here”, pero no existe constancia de que se grabara finalmente. La versión que ahora aparece es de un directo en 1975, en  el Wembley Empire Pool, antes de que se grabara el álbum. La canción que era de Roger Waters, finalmente, la re-utilizó. No es otra que ‘Sheep’ del álbum “Animals”, aunque la desarrollara de forma diferente.

La maqueta de ‘Us and them’, tal como concibió Rick Wright la canción, es una pequeña joya que recuperamos. Aunque Roger Waters se apropiara de la mitad de la canción, el trabajo de Wright está patente, maravillosamente silueteado con el piano. Rick me contó en una larga conversación en el hotel Santo Mauro que en aquellos tiempos todavía trabajaba bien con Waters. “Eran tiempos especiales”. el propio Water asegura que ‘Us and them’ es su canción favorita de “Dark side of the Moon”.

Es posible toda esta re-edición de los discos de Pink Floyd y las rarezas contengan un componente sentimental con respecto al gran Rick Wright, él único músico de Pink Floyd que ya no está con nosotros.  Su versión primeriza de ‘The Great gig in the sky’, su obra maestra en “Dark side of the Moon” y, curiosamente, hasta hace poco la canción más utilizada en cabarets para un “sgtrip-tease”, es un magnífico y cariñoso homenaje a un gran músico. Uno mismo se ha emocionado al volver a escucharlo.

Los lanzamientos:

27 de septiembre de 2011:

–       Los 14 álbumes remasterizados de Pink Floyd en ediciones Discovery

–       Caja con los 14 álbumes y libro de fotos

–       Ediciones digitales Discovery de los discos y caja con la colección.

–       The Dark Side Of The Moon: ediciones Immersion y Experience, LP vinilo y ediciones digitales

8 de noviembre de 2011:

–       A Foot In The Door: The Best Of Pink Floyd

–       Wish You Were Here: ediciones Immersion y Experience, LP vinilo y ediciones digitales

28 de febrero de 2012:

–       The Wall: ediciones Immersion y Experience, LP vinilo y ediciones digitales