QUE PENA DE MICHAEL JACKSON

Todo lo que se refiere a se convierte en un acontecimiento "freaky", como si se hubiera convertido en un espectáculo para ver a "la mujer barbuda" o al autentico "hombre elefante", el mismo cuerpo que el propio cantante trató de comprar en su día.
El desastre de su rueda de prensa, ya comenzó cuando todos los londinenses sabían desde que se levantaron,  que el cantante iba a hacer diez actuaciones en el O2 de Greenwich, porque por todas las estaciones del metro de Londres estaba desplegado un poster de publicidad, horas antes del anuncio que se decía que era secreto.
Su rueda de prensa comenzó más de noventa minutos tarde. Luego, con su vocecita dijo que este sería el "abajo el telón" de su carrera … en Londres. Dijo que serían 10 conciertos tan sólo, que comenzarían a partir del 8 de julio.
Pero se sabe que ha firmado con Randy Philips , el hombre que llevó a Beckenham al  L.A.Galaxy y el presidente de la sociedad AEG Live- la misma del festival del Lollapalooza- por 25 conciertos, si la venta de entradas va bien, porque el propio Jackson está empeñado en superar las 21 actuaciones que dió en el mismo escenario.
 Pero lo curioso del caso es que las agencias de apuestas ya han puesto a la venta apuestas para adivinar a que numero de conciertos llega realmente a realizar Jackson, dado su estado de salud y sus 50 años.
Aunque se dice que ha tenido que pasar, al menos, tres reconocimientos fortísimos acerca de su salud, ya que se especula con que sufre una enfermedad relativa a la piel, que los ingleses llaman "flesh eating".
Uno de los abogados ha tenido que confesar que la situación económica de Jackson es muy delicada y que no le quedaba más que este camino, porque el cantante asegura que no puede dar conciertos en Estados Unidos,  tras el escandalo de su juicio por supuesta pedofilia.
El próximo 21 de abril serás subastados más de dos mil objetos de su ex-rancho Neverland.
Todo me da mucha tristeza, porque oyes sus tres primeros albumes y es como si la magia hubiera alcanzado el cielo. Luego, sólo el infierno. Me da mucha pena.
Abajo, un anuncio de su "regreso"