Uno no puede ocultar su más rendida admiración por . Me parece el músico actual más creativo, innovador y profundo. Tampoco puedo disimular mi debilidad por y, sobre todo, por . Todo eso queda claro.

Pero creo que Kanye West empieza a ser un bocazas insoportable , con un caracter personal, que tiene como norma el exceso gratuito. Los dos ejemplos más graves han sido:

Primero el ataque cruel, estúpido y exagerado a Taylor Swift, en aquella entrega de premios de la MTV. Ha sido un error para cadena perpueta como metepatas.

La segunda acaba de protagonizarla  al afirmar que Coldplay son mejores que los Beatles y que Chris Martin supera con creces a John Lennon, en calidad como compositor.

Eso es una gillipollez, una absoluta estupidez de una persona que no mide sus palabras. Sé de buena información que a Chris Martin no le han sentado nada bien esas palabras y que  predisponen a que el grupo tenga ataques injustificados. Sí de algo puede presumir Chris Martin, y jamás lo hará ,por su propio caracter, es de humildad.

Esas palabras envilecen a un gran músico como Kanye West, que ha vuelto a hacer una obra maestra con su último disco y que, francamente, ‘Runaway' es una canción excepcional. Pero existe este otro West. Me da igual que tenga algo más que gruesas palabras con George Bush, pero comparar a los Beatles con Coldplay es, simplemente, una comparación que no tiene sentido. Coldplay acaban de empezar, con respecto a la perspectiva del tiempo y los Beatles, amén de que han pasado 50 años desde su nacimiento,  es además uno de los grandes mitos del siglo XX.  Además, ¿por qué comparar?.

Abajo, la genial película completa de ‘Runaway'.