La banda feminista Pussy Riot  atacó  las elecciones  rusas después de la victoria tramposa  de Vladimir Putin durante el fin de semana.

La canción de protesta se canta completamente en ruso de esta manera:

“6 años vamos a pelear / 6 años no vamos a obedecer / 6 años voy a comenzar una pandilla / 6 años no vamos a comer restos de chatarra”

El grupo femenino ha atacado cruelmente a Putin y al “cerdo de Trump, como algo más que hijos del bochorno, carroñeros que no pueden volar”