Purple Rain (CD de audio)


New From: EUR 23,99 EUR In Stock
buy now

Se cumplen 35 años de “Purple Rain”,  la mejor película de rock de la historia y uno de los mejores discos, pero todavía hay muchas historias jamás conocidas.

purple-rain-movie-poster-1984-1020725364

Una noche de la primavera del 1988, en el programa de “Plásticos y Decibelios” recibía a una mujer exuberante, increíblemente dotada con unos pechos pura dinamita, que encima enseñaba con generosidad. Pienso que ha sido una de las cantantes que más me ha atraído durante una entrevista. Estábamos todavía en el segundo piso, en los viejos estudios de FM de la SER y hasta los de seguridad estaban revoltosos. Esa mujer impresionante se llamaba, simplemente, Apollonia. Llegaba al programa por la promoción de su primer álbum en solitario, con temas para bailar , en el que se incluía el atractivo “Since I fell for you”.

Encima era simpática, muy simpática y con un cariño especial a todo lo español. Estaba como loca por haber llegado a Madrid, el sueño de sus papás. Aunque Apollonia había nacido en California, en Santa Mónica , sus padres mexicanos Victor-camarero en un restaurante – y Socorro no quisieron nunca que Apollonia, la mayor de seis hermanos,  dejara de hablar  el español como lengua materna. Su nombre completo era Patricia”Apollonia” Kotero. Y era,naturalmente,  la deslumbrante estrella de la maravillosa película Purple Rain de .

SEXO CON PRINCE

Con su terrible acento mexico-norteamericano me contó muchas cosas cosas, sabrosas anécdotas del rodaje de la película y sobre todo anécdotas íntimas de Prince. Por ejemplo, me juró por su dios que Prince jamás se acostó con ella, pero que tenía celos desproporcionados con los que se acercaban a su alrededor. Apollonia también me subrayo que en aquellos días, “su chico” era  Dave Lee Roth, el cantante  de Van Halen y que Prince le prohibió volver a salir con él, por no estropear la publicidad de la película. También recordaba que Prince tenía muchas peleas con sus managers. En cambio, el cantante hacía del director hacía lo que le daba la gana. Por puro morbo, le pregunté por las escenas sexuales  con Prince. Por ejemplo,  cuando se baña semidesnuda, en el Lago Minnetonka, a las afueras de Minniapolis -luego se entera que no lo es- para purificar su alma, a prepuesta de Prince. Sonrió bastante y me dijo que hacía mucho frío.

apollonia_kotero_in_purple_rain_01.avi-0b

Era el mes de marzo y sólo  una copa de coñac Courvosier pudo “meterla en calor”. Apollonia se acordaba que uno de los “especialistas” estaba vestido de hombre rana por si pasaba algo. Concluyó de que de ninguna manera hubo escenas de sexo íntegro con Prince, ni siquiera en la escena del pajar.

Y, al final, de Prince quiso que me enterara de una vez por todas lo que ella pensaba y  me disparó: “Sólo guardo el recuerdo de que era muy bueno musicalmente, pero un tirano. Además, estaba muy afectado en aquellos días, porque su chica Vanity le había abandonado”. Pero insistí en saber si toda la idea de la película¿era  de Prince?. Apollonia no supo contestarme.

Pero uno se inclina a pensar que la idea original,efectivamente, era de Prince. Durante la gira Triple Threat, en la que defendía su  “1999”, el mejor álbum de Prince desde mi punto de vista, Prince le encargó a uno de sus secretarios que fuera tomando notas de lo que decía o lo que pasaba con The Time y Vanity 6, dos artistas de Paisley Park, que estaban de gira con él. 

Aunque el primer gran borrador del guión lo escribió Diz Dickerson, pero para Albert Magnoli, que fue finalmente el director de la película, muchas escenas de “The Kid”, el personaje que interpreta Prince, son ideas propias. Y lo más importante, el nombre de la película , “Purple Rain” es también suyo, ya que en el concierto en que vio actuar a Prince, en el Frist Avenue de Minniapolis , la mejor canción era “Puple rain” . Y faltaban meses para comenzar el rodaje.Ya que aquella actuación fue en agosto de 1983. Lo que nadie se cree es que Magnoli vaya presumiendo de que eligió las doce canciones de “Purple Rain” ,de las cien que tenía escritas Prince. Mucho menos cuando ahora se sabe que el perseverante cineasta, no quiso ni “When the doves cry” ni “Let´s go crazy”, los dos números uno del disco “Purple rain”. Otra versiones más malvadas aseguran que Magnoli, en realidad quería llamar a la película “Dreams” , el primer título del primer guión.

1461787818-prince-purple-rain-ws-710

SI NO HAY PELICULA, NO FIRMO

El origen de la historia se produce a finales de 1982, cuando la empresa de  apoderados o managers de Los Angeles, la Cavallo, Ruffalo y Fargnoli quieren conquistar en su nómina a la gran nueva estrella del pop,al nuevo caballo ganador, porque el veterano,es decir, Earth,Wind and Fire, que tenían antes, ya no les funciona . Pero para ellos , Prince era un niño rebelde y caprichoso.Y les metió en un lío. Prince aceptaría firmar con la oficina un contrato de cinco años si le conseguían que una de las “majors” le firmara un contrato para hacer una película que él mismo había escrito en su sinopsis.

Además, quería que su nombre apareciera junto al título de la película. Aunque no era una empresa fácil para Cavallo logró que que Warner, la misma compañía discográfica de Prince, se enamorara del proyecto. Aunque el manager y Prince pusieron la gran parte de los siete millones de dólares que iba a costar el film. Pero el grave problema era lograr un director de cierto prestigio que quisiera dirigir la película de presupuesto muy bajo y con esa historia tan cogida por hilos musicales. Cavallo contó más de docenas de directores que le dijeron simplemente que no. Desesperado fue a convencer a su medio amigo Jamie Foley , que había hecho una digna película como “Reckless”. Cuando Cavallo acabó de ver la película  en la sala de proyección , una especie de secretario de Foley le preguntó si le había gustado. Cavallo le dijo que lo que más le había gustado era el montaje. Ante su asombro, el que parecía secretario , le dijo que el montaje era suyo . Cavallo inmediatamente pensó que era “su director” . El “secretario” se llamaba Albert Magnoli y acababa de salir de de la USC, una de las escuelas de cine de Los Angeles. Magnoli sólo había hecho una especie de película titulada “Jazz” . Cavallo le ofreció un adelanto de 75.000 dólares por hacer la película. Pero la primera respuesta de Magnoli fue el “no”, porque  había leído el guión de Prince o de quien fuera y sólo le parecía una pequeña historia para la televisión. Finalmente, empujado por el dinero fresco , encima de la mesa, Magnoli firmó el contrato. Incluso se ganó a Prince con desparpajo ,por el arranque de la película, al estilo de Coppola, cuando Al Pacino asiste al bautizo de su hijo y van pasando escenas de los “malos”. El inicio era con prince , tocando “Let´s go crazy” en el escenario,  en directo,mientras sed presentan a los personajes, Apollonia, Morris, el cantante de The Times, su ayudante Jerome, al propietario del club y al mismo Prince en la moto. Lo que ocurre es que en casi todas las canciones en directo ,Magnoli vuelve a abusar de ese mismo planteamiento.

EL GRAN FIRST AVENUE

Siempre se ha dicho que el club First Avenue en la Twin City, en Minniapolis,  ha sido y es el club emblemático en la carrera de Prince. Uno mismo recuerda haber vivido una fiesta en el Frist Avenue,luego haber visto a Prince en Paisley Park , con magnífica acústica, cuando Prince fue protagonista de un All Star del baloncsto en Minniapolis, en 1994. Dios mío , han pasado veinte años y me acuerdo como si fuera ayer.

msdpura_ec013

En First Avenue, para “Purple Rain”, Prince presentó las maravillosas “I would die for you”, “Let´s go crazy”, ”Computer Blue”, “Baby , I´m a Star” y la gran “Purple Rain”, que fue la primera vez  que la interpretó en directo. Duraba once minutos en principio. Como sabía que había logrado componer una gran canción,  le pidió a Stevie Nicks de Fleetwood Mac que escribiera la letra. Era una manera de tratar de conquistarla.porque Prince decía estar enamorado de la cantante. Stevie se negó a ayudarle en la letra.

Nadie sabe la razón por la que la increíble “Electric Intercourse”, tan buena canción como “Purple rain” se perdió entre las gotas de la lluvia púrpura. Pero queda como una de las grandes canciones perdidas de Prince. La canción que más se transformó durante el rodaje fue “Computer Blue”. Había una frase que  Prince repetía mucho en aquellos días. Siempre comparaba a las mujeres con las mariposas, cuando en su grupo, en The Revolution tenía a dos lesbianas en plena luna de miel, como eran las increíbles Wendy y Lisa, que para dramatizar el film , son las compositoras ficticias de la canción de la película.

Como Prince se empeñó en utilizar mucho del material que había tocado en directo en el First Avenue y retocarlo en el estudio, ahí está su guitarra desafinada para siempre en “Baby, i´m a star”. En cualquier caso, Prince siempre se someterá al juicio de la canción de su vida.”Purple Rain”. Aunque al mismo tiempo es la canción que más odia. No existe ni una sóla maqueta previa de la canción. Se creó durante un ensayo con The Revolution. La primera vez que la interpretó tenía una estrofa más. Pero también estaba obsesionado de que la había copiado, porque suponía que la había extraído sin darse cuenta del tema “Faithfully” de Journey . Y puede ser cierto, pero este tipo de baladas siempre tienen más o menos acordes parecidos.Exactamente, los cuatro  que desarrolla la canción, pero la melodía es otra historia. Es la “canción” de Prince.

“Purple Rain” es el disco y la película que marca fijamente una época, en los años ochenta. Fue la aventura de lo que ocurrió en aquella maravillosa gira “Triple Threat” (Triple Amenaza), con The time -el maravilloso grupo con Jimmy Jam y Terry Lewis-, con su novia Vanity .

1630_3

Prince lo pensó todo como una competición, pero una competición absolutamente falsa . Nadie podía competir con él . Siempre ganaba Prince . Por eso se hizo “Purple Rain”. Hay una escena en que Prince y Apollonia  se acercan a una tienda de música y entre varios maniquíes , hay uno de ellos  que lleva colgada una guitarra blanca, el símbolo en todo el film,porque se la compra Apollonia empeñando una pulsera de oro. El espíritu está claro. Todos son maniquíes o títeres de Prince.